japon jalibate site 野間あんな 宇都宮しをん 100連発で中に出す Jav Sweet Javsweet.com free adult movies lego movie torrent despicable me torrent catching fire torrent rush torrent pompeii torrent What If torrent Elysium torrent Dolphin Tale 2 torrent Annabelle torrent Earth to Echo torrent White Bird in a Blizzard torrent Into the Woods torrent God Help the Girl torrent The Disappearance of Eleanor Rigby Them torrent Persecuted 2014 (English) by Dictator5 torrent Dumb and Dumber To torrent The Book of Life torrent The Hobbit The Battle of the Five Armies 2torrent The Spectacular Now torrent 22 Jump Street torrent Annabelle torrent The Counselor torrent Gone Girl torrent/a> Escape Plan torrent The Maze Runner torrent Step Up All In torrent Her torrent The Way Way Back torrent
japon jalibate site 野間あんな 宇都宮しをん 100連発で中に出す Jav Sweet Javsweet.com free adult movies lego movie torrent despicable me torrent catching fire torrent rush torrent pompeii torrent What If torrent Elysium torrent Dolphin Tale 2 torrent Annabelle torrent Earth to Echo torrent White Bird in a Blizzard torrent Into the Woods torrent God Help the Girl torrent The Disappearance of Eleanor Rigby Them torrent Persecuted 2014 (English) by Dictator5 torrent Dumb and Dumber To torrent The Book of Life torrent The Hobbit The Battle of the Five Armies 2torrent The Spectacular Now torrent 22 Jump Street torrent Annabelle torrent The Counselor torrent Gone Girl torrent/a> Escape Plan torrent The Maze Runner torrent Step Up All In torrent Her torrent The Way Way Back torrent

Mexico

AGUA PURA se solidariza con los damnificados tanto del terremoto de Mexico como los damnificados del Huracan Irma. Podríamos decir que es algo natural que suele suceder , aunque extraña una fuerza tan grande que no se recuerda. Pero del huracan Irma es consecuencia directa del cambio climático que los gobiernos que sólo piensan en el dinero y el poder no quieren reconocer y lo niegan, incluso salen de todos los acuerdos ínfimos pero acuerdos para parar esta locura. Dicen los científicos que estamos en un punto de no retorno y lo único que podemos hacer es parar el cambio climático. Esperemos que este huracan que está afectando al país de Donald Trump les haga reflexionar .

Irma, huracanes y cambio climático. Lo primero que nos debe preocupar es la seguridad y las vidas de las personas en peligro y de quienes ya han sufrido las consecuencias de estos fenómenos meteorológicos extremos. Debemos solidarizarnos y apoyar a las víctimas, la mayoría de ellas de lugares o poblaciones en situación de gran vulnerabilidad. Enviado por: ECOticias.com / Red / Agencias Fecha de publicació: 08/09/2017, 11:45 h | (24) veces leída Huracanes y cambio climático Tras el desastre del huracán Harvey en el sur de Estados Unidos y la devastación del monzón en Asia, ahora viene por el Atlántico Irma a arrasar hacia el Caribe. Se trata del mayor huracán registrado en aguas atlánticas (sin incluir el golfo de México y el Caribe). Lo primero que nos debe preocupar es la seguridad y las vidas de las personas en peligro y de quienes ya han sufrido las consecuencias de estos fenómenos meteorológicos extremos. Debemos solidarizarnos y apoyar a las víctimas, la mayoría de ellas de lugares o poblaciones en situación de gran vulnerabilidad. Lo segundo es preguntarnos si esto es normal, es lo que toca, o algo está pasando que nos debe atemorizar especialmente. Esto es lo que sabemos: Irma, en el momento de escribir esto, es un huracán de categoría 5 potencialmente catastrófico, que traerá vientos que amenazan la vida, oleadas de tormenta y peligrosas precipitaciones hoy a la costa norte de la isla de La Española (República Dominicana y Haití) y a otras zonas como las Bahamas esta noche y mañana viernes. Se ha activado la vigilancia de huracanes para el noroeste de Bahamas y buena parte de Cuba. Irma es probable que traiga viento peligroso, oleadas de tormenta y precipitaciones a partes de esas zonas el viernes y sábado. También amenaza con impactar directamente en Florida durante el fin de semana y el principio de la semana que viene. La pregunta que mucha gente se hace es si esto que estamos viendo es consecuencia del cambio climático. Y la respuesta es que sí, es que ya lo sabíamos, nos lo habían advertido los científicos que iba a ocurrir, pero cuando llegaba la hora de actuar para prevenir el problema, entonces se anteponían y se siguen anteponiendo otros intereses políticos y económicos para no actuar con la contundencia necesaria. Lo que nos habían dicho es que a medida que aumentan las temperaturas globales, se espera que el aire y los océanos más cálidos alimenten huracanes. Estos serán más fuertes y sus impactos más drásticos y peligrosos. La cuestión no es si el cambio climático ha provocado directamente el huracán Irma o cualquier otro huracán. Pero sí la ha hecho más fuerte y hace más probable que se desaten huracanes cada vez más fuertes. Irma no será el último, lamentablemente. Los huracanes consiguen su energía destructiva del calor del océano, y las temperaturas del agua de la región son super elevadas, como ha explicado Anders Levermann, científico del clima en el Instituto Potsdam para la Investigación del Impacto Climático en sus declaraciones ayer miércoles. ¿Qué hay de extraordinario en estas tormentas? Este año se están batiendo récords. Irma, el mayor huracán registrado en aguas atlánticas, está navegando por las islas del Caribe como una tormenta de Categoría 5, mientras que Houston, Texas, sigue drenando el diluvio de Harvey de hace apenas unas semanas. Además, hay que tener en cuenta que estas tormentas están extendiendo su rango espacial (Irma es el más oriental en el registro) y temporal (cada vez se registran en un intervalo mayor del año). Hay bastantes probabilidades de que el calentamiento antropogénico en el próximo siglo conduzca a un aumento en la ocurrencia de ciclones tropicales muy intensos en algunas cuencas. Junto con Harvey o Irma, veremos más fenómenos de estas características. La quema de carbón, petróleo y gas produce cantidades ingentes de CO2 que, por efecto invernadero, calienta nuestro planeta y de esa manera suministra energía para la acumulación de tormentas tropicales cada vez más poderosas. Todo esto no es, no puede ser, una disquisición científica o un debate político. El hecho es que el cambio climático cuesta vidas humanas. El negacionismo climático, o simplemente la falta de acción, la pagan con su vida o con sus medios de vida poblaciones enteras, en especial personas de clase trabajadora o de menor nivel socioeconómico, inmigrantes, y quienes viven en las zonas más vulnerables. Escribimos esto mientras estamos recorriendo el norte de España con el barco de Greenpeace MY Esperanza con la “Misión: Salvar el clima”. Estamos denunciando que el cambio climático tiene responsables muy concretos a nivel político y empresarial, y que la solución exige una transformación radical y urgente de nuestro sistema energético para dejar de quemar combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas, que son los causantes principales del cambio climático) y sustituirlos a gran escala por energías renovables y por una manera eficiente y racional de usar la energía. Tras el desastre del huracán Harvey en el sur de Estados Unidos y la devastación del monzón en Asia, ahora viene por el Atlántico Irma a arrasar hacia el Caribe. Se trata del mayor huracán registrado en aguas atlánticas (sin incluir el golfo de México y el Caribe). Lo primero que nos debe preocupar es la seguridad y las vidas de las personas en peligro y de quienes ya han sufrido las consecuencias de estos fenómenos meteorológicos extremos. Debemos solidarizarnos y apoyar a las víctimas, la mayoría de ellas de lugares o poblaciones en situación de gran vulnerabilidad. Lo segundo es preguntarnos si esto es normal, es lo que toca, o algo está pasando que nos debe atemorizar especialmente. Esto es lo que sabemos: Irma, en el momento de escribir esto, es un huracán de categoría 5 potencialmente catastrófico, que traerá vientos que amenazan la vida, oleadas de tormenta y peligrosas precipitaciones hoy a la costa norte de la isla de La Española (República Dominicana y Haití) y a otras zonas como las Bahamas esta noche y mañana viernes. Se ha activado la vigilancia de huracanes para el noroeste de Bahamas y buena parte de Cuba. Irma es probable que traiga viento peligroso, oleadas de tormenta y precipitaciones a partes de esas zonas el viernes y sábado. También amenaza con impactar directamente en Florida durante el fin de semana y el principio de la semana que viene. La pregunta que mucha gente se hace es si esto que estamos viendo es consecuencia del cambio climático. Y la respuesta es que sí, es que ya lo sabíamos, nos lo habían advertido los científicos que iba a ocurrir, pero cuando llegaba la hora de actuar para prevenir el problema, entonces se anteponían y se siguen anteponiendo otros intereses políticos y económicos para no actuar con la contundencia necesaria. Lo que nos habían dicho es que a medida que aumentan las temperaturas globales, se espera que el aire y los océanos más cálidos alimenten huracanes. Estos serán más fuertes y sus impactos más drásticos y peligrosos. La cuestión no es si el cambio climático ha provocado directamente el huracán Irma o cualquier otro huracán. Pero sí la ha hecho más fuerte y hace más probable que se desaten huracanes cada vez más fuertes. Irma no será el último, lamentablemente. Los huracanes consiguen su energía destructiva del calor del océano, y las temperaturas del agua de la región son super elevadas, como ha explicado Anders Levermann, científico del clima en el Instituto Potsdam para la Investigación del Impacto Climático en sus declaraciones ayer miércoles. ¿Qué hay de extraordinario en estas tormentas? Este año se están batiendo récords. Irma, el mayor huracán registrado en aguas atlánticas, está navegando por las islas del Caribe como una tormenta de Categoría 5, mientras que Houston, Texas, sigue drenando el diluvio de Harvey de hace apenas unas semanas. Además, hay que tener en cuenta que estas tormentas están extendiendo su rango espacial (Irma es el más oriental en el registro) y temporal (cada vez se registran en un intervalo mayor del año). Hay bastantes probabilidades de que el calentamiento antropogénico en el próximo siglo conduzca a un aumento en la ocurrencia de ciclones tropicales muy intensos en algunas cuencas. Junto con Harvey o Irma, veremos más fenómenos de estas características. La quema de carbón, petróleo y gas produce cantidades ingentes de CO2 que, por efecto invernadero, calienta nuestro planeta y de esa manera suministra energía para la acumulación de tormentas tropicales cada vez más poderosas. Todo esto no es, no puede ser, una disquisición científica o un debate político. El hecho es que el cambio climático cuesta vidas humanas. El negacionismo climático, o simplemente la falta de acción, la pagan con su vida o con sus medios de vida poblaciones enteras, en especial personas de clase trabajadora o de menor nivel socioeconómico, inmigrantes, y quienes viven en las zonas más vulnerables. Escribimos esto mientras estamos recorriendo el norte de España con el barco de Greenpeace MY Esperanza con la “Misión: Salvar el clima”. Estamos denunciando que el cambio climático tiene responsables muy concretos a nivel político y empresarial, y que la solución exige una transformación radical y urgente de nuestro sistema energético para dejar de quemar combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas, que son los causantes principales del cambio climático) y sustituirlos a gran escala por energías renovables y por una manera eficiente y racional de usar la energía.

Fuente: Medio Ambiente

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies