Hoy tenemos una socia menos pero un alma más que nos acompañará por siempre, así quiero recordarte querida Araceli Benlloch SoriaBenlloch Soria con esa sonrisa dulce de una mujer buena. Me cuesta aceptarlo, se que todos luchamos por un mundo mejor en esta Ong y tú fuistes con tu hermano de los primeros socios que confiaron en nosotros, seguirás luchando por un mundo más justo desde donde estés, y con tu alma a nuestro lado lograremos que muchas vidas puedan ser más dignas, gracias Araceli gracias por todo lo que me distes a mi personalmente y a nuestra Ong Agua Pura